10 consejillos para unas navidades menos salvajes y más naturales

 

Te consideras un consumidor o consumidora responsable?

árbol navidad ecológicoTodo el año cuidando lo que consumes, tanto lo que comes como lo que utilizas. No abusas de plásticos ni embases deshechables, lees las etiquetas para saber dónde se ha producido un producto y estás dispuesto a pagar un poco más para no comprar cosas que no te ofrezcan garantías respecto a las condiciones laborales de las personas que han participado en su elaboración. Renuncias a comprar cosas que no se hayan producido localmente para evitar la huella ecológica que traen consigo. No compras cosas que no necesites, no almacenas para evitar tener que tirar. Buscas productos frescos de calidad que hayan sido producidos sin pesticidas ni hervicidas y sin entrar en las complejas cadenas de mercado cómo por ejemplo nuestras fantásticas Cestas NaturalComoLaVidaMisma. Te gustaría poder ser siempre coherente a tus principios, pero cuando llegan las fiestas navideñas una extraña fuerza se apodera de tu resposabilidad y de repente te ves en una interminable cola en un centro comercial cargado de cosas que no necesitas, sabes que no lo estás haciendo bien pero… ¿Cómo has llegado hasta ahí? ¿ Porqué estás haciendo algo que no quieres? ¿Será obra de algún extraterrestre que te ha abducido?

Esa fuerza que te lleva al lado oscuro del consumo se llama Cultura y sí, efectivamente es mucho más fuerte de lo que pensamos. Por mucho que te resistas a ir en su contra hay un momento en que no lo puedes evitar. En realidad es algo maravilloso, ya que es un reflejo de nuestra identidad y no somos la única cultura que derrocha irracionalmente. Podemos estar tranquilos entonces? El fin justifica los medios? Una vez más la clave está en el equilibrio y en el arte de poder ir haciendo cambios lentos pero sólidos. Si lo piensas nos aferramos a las tradiciones cómo si siempre hubieran sido iguales, pero en realidad, las tradiones navideñas no tienen nada que ver con el consumo salvaje que hacemos ultimamente

Aunque no lo creas hay pequeñas cosas que puedes hacer para no renunciar a las costumbres navideñas pero al mismo tiempo ser un consumidor responsable. Aquí dejamos algunos consejos.

  1. Asume con antelación que un año más no vas a boikotear la Navidad, que vas a comprar alguna cosilla innecesária y vas a comer más de la cuenta. Si lo asumes con antelación evitarás las compras de última hora que son cómo ir a comprar al supermercado con hambre. Comprar a última hora te hará comprar más y comprar peor sin optimizar el transporte. El personal de las tiendas trabaja en peores condiciones esos días debido a que no peden asimilar el gran volumen de gente que visita sus locales, así que vale la pena hacerlo con antelación.
  2. Cuando vayas a comprar utiliza transporte público, tardarás un poquito más, pero valdrá la pena.
  3. Fabrica  tus própios regalos. Es una manera estupenda de demostrar cuanto aprecias a la persona a la que le haces el regalo. Hay infinitas ideas originales y sencillas en internet, puedes reutilizar objetos obsoletos y alargarles la vida, crearlos con tus hijos para compartir momentos con ellos y transmitirles valores en los que crees.
  4. Si prefieres comprar regalos piensa en los trabajos artesanales de productores cercanos, evita materiales que normalmente no eligirías y sobretodo juguetes con pilas o de mala calidad.decoración naranja ecológica
  5. Utiliza materiales reciclados y naturales para la decoración de tu hogar. Hay muchas maneras de generar un ambiente navideño sin necesidad de tener que cortar un abeto o comprar uno de plástico. A pesar de todo, si no puedes renunciar al árbol no dejes de leer esta opinión.regalo ecológico
  6. Puedes envolver tus regalos con bolsas de tela o decorar un papel de periódico. Lo importante es que renuncies a envoltorios excesivos.
  7. Sorprende a tus invitados con menús alternativos, sabrosos pero saludables. Puedes invocar a la tradición y preparar cosas tan ricas como un aperitivo a base de crudites o alguna rica crema de verduras bien especiada, un plato espectacular es el Cardo con Almendras típico de Aragón. Y de postre una rica macedonia de frutas endulzada con zumo de Naranja de temporada o una tarta de frutas.
  8. No caigas en la tentación de usar cubertería o vajilla deshechable, puede parecer más práctico, pero a parte de ser terrible para el planeta, desagradable en su uso no es tan práctico cómo parece.
  9. limonada kiwi ecológicoPrepara ricos zumos naturales para poder ofrecer bebidas especiales y renunciar a los refrescos o zumos envasados saturados de azúcar. 
  10. Aprovecha la reunión familiar para promover sutilmente tus buenos hábitos. No hace falta aleccionar a nadie, pero está bien poder compartir aquellas cosas que realmente crees que merecen la pena. Imagina por ejemplo que has descubierto una pequeña productora de áceite ecológico de calidad y que está bien de precio, pues es un momento ideal para que tus invitados lo prueven y descubran las ventajas de dejar de comprar aceite en el súper.

¿Te ha gustado el artículo?

Recibe más como éste en tu email :)

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá. Los campos obligatorios están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>