Cómo hacer Jabón Natural de aceite de oliva


Pensando en alguna manualidad interesante para regalar a mis familiares y amigos he estado buscando varias recetas para conseguir hacer el jabón natural de aceite de oliva perfecto :)

Durante el proceso de búsqueda he aprendido mucho sobre cómo hacer jabones (y seguro que me queda muchísimo más por aprender).

Hay dos procesos básicos que se utilizan para hacer jabón:

  • en caliente: el proceso de mezcla de los ingredientes se realiza con una fuente de calor que facilita la reacción química y acelera el proceso de curación.
  • en frío: la mezcla de los ingredientes se hace sin ninguna fuente de calor externa (ya se calientan bastante solitos) y una vez acabado el proceso hay que dejar el jabón curando unas 4 semanas.

Para realizar la siguiente receta me he decantado por el proceso “en caliente”.

El tiempo de preparación es de aproximadamente una hora y media.

Ingredientes

  • 1 litro de aceite de oliva
  • 125 gramos de sosa cáustica
  • 300 mililitros de agua

Dependiendo del uso que se le quiera dar al jabón se pueden variar ligeramente estas cantidades, en nuestro caso queríamos conseguir un jabón más hidratante que se pueda utilizar para pieles muy sensibles, incluso en pieles de bebes.

Texturas

Dependiendo de la textura que se quiera conseguir podremos mezclar distintos tipos de aceites:

  • Duro, estable y duradero: aceite de palma
  • Espumoso: aceite de coco
  • Hidratante: aceite de oliva, aceite de girasol, aceite de soja

Mezclando distintos tipos de aceites puedes conseguir tu jabón ideal…

En mi caso para mantener la receta sencilla, me he decantado por hacerlo de 100% aceite de oliva. De esta manera conseguimos un jabón hidratante, pero no generará espuma… genera una especie de “babilla” característica del jabón de 100% aceite de oliva.

Proceso

Durante todo el proceso es necesario ponerse guantes (y gafas) de protección ya que cualquier gota salpicada puede ser muy abrasiva y resultar en una quemadura química.

Es importante realizar las mezclas y la cocción en un lugar muy bien ventilado ya que las reacciones generan vapores dañinos.

Mezclando el agua y la sosa cáustica

Añadir la sosa cáustica al agua poco a poco y remover hasta que se disuelva por completo. Es muy importante añadir la sosa al agua y no el agua a la sosa, para evitar una mini explosión/erupción.

La reacción química de la mezcla genera mucho calor, con lo que hay que ir añadiendo la sosa poco a poco.

Una vez se ha añadido toda la sosa el agua quedará blanquecina y turbia… hay que seguir dándole vueltas hasta que se empieza a transparentar.

Añadir la mezcla de sosa y agua al aceite

En una olla hay que poner a calentar el aceite hasta que llegue a una temperatura pareceida a la de la sosa y el agua. Una vez están a temperaturas similares vertir poco a poco la mezcla de sosa y agua en el aceite, hay que ir removiendo según se va añadiendo.

Reacción aceite y sosa

Este proceso tarda una media hora aproximadamente y en nuestro caso lo hacemos en caliente a fuego muy lento. Hay que ir dándole vueltas a la mezcla que irá pasando por varias etapas: desde muy líquida, pasando por cremosa, hasta textura de mayonesa.

Se puede ayudar al proceso de mezcla utilizando una batidora de varilla, pero conviene ir alternando entre mezclar a mano y mezclar con la batidora.

Una vez se consigue una textura de mayonesa se apaga el fuego y se continua moviendo la mezcla que empieza a solidificarse según se va enfriando.

Añadir esencias

Según se va solidificando la mezcla pasa por un estado en el que la textura es parecida a la de un puré de patatas. En este momento es en el que se puede añadir un toque aromático al jabón.

Para las cantidades de esta receta se le puede añadir unas 20 gotitas de aceite esencial (a mí me gustan mucho los aceites esenciales de Romero y de Lavanda ;)

Llenando los moldes

Hay que aprovechar que el jabón tiene textura de puré de patatas para conseguir mezclar correctamente las esencias. Una vez estén mezcladas se pueden verter el jabón en moldes. Para facilitar la extracción del jabón una vez esté en frío conviene utilizar moldes flexibles como de tupperware.

Cuando el molde está lleno conviene apretar bien el jabón para eliminar alguna posible bolsa de aire que se pueda formar entre medio del jabón.

Espera

Ahora sólo falta esperar a que se enfríe… cortarlo en trocitos… y voila!  ;)

Disfruta

Si tienes cualquier pregunta no dudes en añadir un comentario…

Mucha suerte con tus manualidades!

Te paso algunos links interesantes que te ayudarán más a profundizar en el arte de hacer jabón:

Ahí van algunas fotitos más que muestran en más detalle el proceso de hacer jabón natural:

¿Te ha gustado el artículo?

Recibe más como éste en tu email :)

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá. Los campos obligatorios están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>