Ideas para hacer más atractiva la comida saludable

Tener hijos y tratar de llevar un estilo de vida a lo Natural Como La Vida Misma, no siempre es tan fácil como nos gustaría. Entran en juego muchos factores para que esta tarea sea más o menos difícil, pero todos los imputs fascinantes que reciben en una sociedad como la nuestra, pueden convertirse en un gran enemigo…

Conocer y superar “este enemigo”, será nuestra mejor estrategia para combatirlo, ya que es tan poderoso que no podremos eliminarlo. Así, si a tu hijo le gustan los pastelitos industriales de una serie de televisión, no los eliminarás de su cabeza diciendo que no, solo lo conseguirás ofreciéndole otros más ricos y saludables con el nombre de su personaje preferido!

Yo soy de esas que antes de tener hijos siempre pensaba que eran los padres los que les compraban ropa cursi y en tonos rosas a las niñas y azul con coches estampados a los niños…Estaba segura que mis hijos vestirían de manera cómoda y unisex y me preocupaba especialmente el tema de la comodidad en las niñas, debido a que no es tan fácil subir a los árboles con medias y falda…Para mi sorpresa a los 2 años de edad mi hijo ya decía que cosas no quería ponerse por considerarlas de niña y a la misma edad mi hija me suplicaba que le comprara un vestido de princesa! No podía entenderlo! Yo que creía que con no ofrecérselo, no mostrárselo e irles explicando lo importante que es jugar cómodo tendría suficiente…

Bueno, al fin y al cabo es sólo ropa! Pensé! Con el tiempo ya se irán marcando más sus gustos, en los primeros años tiene más que ver con una necesidad de identificarse con el género masculino y femenino y van identificando símbolos de lo que es ser niña o niño en nuestra sociedad y por eso los quieren hacer suyos, para definirse! No es tan grabe!

Pero, con la comida… con la comida lo pasaba mucho peor… Si antes de tener hijos estaba segura de que no vestirían de rosa y azul y tuve que ir rectificando, también estaba muy segura de que no comerían nunca alimentos procesados industriales. La comida de mis hijos sería sana, sin abusar de azucares ni grasas saturadas… Al principio todo bien, fácil! Pero empiezan a llegar los amiguitos y las amiguitas con sus meriendas brillantes, colorantes y para mi repugnantes, pero que son atractivas a la vista y al gusto y además vienen con un regalito de algún dibujo de moda! Una vez más aquí cada uno tiene que buscar sus estrategias para poder decir que no, pero además decir siempre que no también hace que los niños se comparen y les ves en la cara que se sienten mal porqué son los únicos que no comen nunca esas cosas…

Yo he encontrado algunos truquillos  que me funciona bastante bien… aunque hace falta dedicarle tiempo… pero funcionan!

Ideas para conseguir que los más pequeños prefieran comida saludable que comida industrial!

1. Preparar una buena merienda casera con ingredientes naturales que sea realmente apetecible y que haya de sobras  para compartir…

Seguro que alguna vez te ha pasado que preparas una merienda supernutritiva y que sabes que les encanta, pero cuando la llevas a la salida del cole “no mola” tanto como la de sus amiguitos y ni siquiera la quieren probar. Si llevas bastante cantidad y a sus amiguitos les entra ganas de probarla, entonces “molará” aunque sea la misma, y si encima pueden invitar y repartir se sentirán populares y podrán merendar cosas sanas sin sentirse raros…Batido ecológico

2. Genera una buena fama! Por ejemplo, todos los amiguitos de mis hijos saben que en nuestra casa se preparan los mejores zumos y batidos del mundo!  Cuando vienen a jugar a casa siempre me piden que les haga un batido de Plátano o un zumo de Zanahoria y Manzana! Les encanta!

3. Refuerza con el juego las ganas de comer cosas saludables!

No siempre basta con ofrecer una alternativa, la alternativa tienen que ser atractiva! Si tu hijo está sentado mirando la tele y le dices “Ya te he preparado el zumo de Naranja, tómatelo” ese zumo será casi como una tortura, será una obligación interminable. Pero si por el contrario sugieres la posibilidad de jugar a restaurantes y que ellos mismos preparen zumos o batidos de lo que les apetezca, lo harán encantados! Lo tomarán con gusto y encima aprenderán un montón!

4. Es importante cuidar siempre la presentación, los colores de los alimentos, la combinación, etc. Lo primero es asumir que los niños primero comen por los ojos y después con la boca! Y no es malo! De hecho a nosotros también nos pasa. El inconveniente que puede tener esto es que quieran servirse más cantidad de la que puedan terminarse, por ello esta bien recordarles que podrán repetir, pero que empiecen a servirse cantidades pequeñas… En cualquier caso, pequeños detalles pueden hacer que adoren comer platos que normalmente les cuestan… Estos son algunos de mis secretos! ;)

La sopa de verduras en nuestra casa siempre va acompañada con un chorrito de aceite de oliva cruda para dar buen sabor, pero además este chorrito tiene forma de corazón, les encanta! A veces se hacen ellos el dibujito con el aceite y aunque parezca una tontería ya se lo comen con más ganas!

También que se sirvan ellos mismos la cantidad que creen que se comerán ayuda a que se regulen pero además puede ser una excusa creativa fantástica para hacer más atractivo el plato y comérselo con más ganas!

judía_verde_quinoa_ecológica

Este es un volcán de Quinoa rodeado de una isla de vegetación de Judía que flota en el mar! (Una obra de un niño de 6 años ;))

 

5. Ponte de su lado, acepta sus gustos y ofréceles lo que desean a tu manera…

hummus_rosa_ecológico

El poder de la publicidad es muy grande, es el principal enemigo de padres y madres! Un pastelito rosa y azucarado con una pegatina de una princesa, será irresistible para una niña de 3 años… Yo nunca he querido darle cosas rosas ni azucaradas a la mía, pero para que la contamine la publicidad, prefiero hacerlo yo! Si quiere comida rosa yo le doy comida rosa, pero saludable! Ahora el hummus en casa es de color lila pastel! Lo hago como siempre pero le añado una remolacha cocida, le da un sabor a tierra buenísimo y es objeto de deseo antes que nada! Lo prueban con ganas y les encanta!batut_maduixa

El mismo efecto si añadimos un par de fresas a un zumo de manzana o a un batido de Plátano.

 

6. Imaginación al poder! Nombra las alimentos de manera atractiva! No tengas miedo de mezclar realidad y ficción. Hemos dicho que la comida primero les entra por la vista, sabemos que el olfato también tiene un papel importantísimo, pero además la manera en que escuchen la presentación de una comida también influirá en las ganas que tengan de comerla. No hay más que leer los nombres que tienen los alimentos industriales pensados para niños, una vez más podemos hacer lo mismo. No es lo mismo decir “Hoy para cenar otra vez Brócoli” que “Esta noche podaremos arbolitos”… En cada casa surgirán ideas diferentes esto del Brócoli vienen porqué un día mis niños me dijeron que los trocitos de Brócoli les parecían arbolitos! Desde entonces en casa nunca se ha vuelto a comer Brócoli, ahora tenemos arbolitos que necesitan ser podados o troncos de madera verde para hacer hogueras…

Barquita_zanahoria_ecológicaEsta es una barquita de zanahoria rallada que vive infinidad de aventuras siempre que la preparamos!

 

¿Te ha gustado el artículo?

Recibe más como éste en tu email :)

Un Comentario

  1. Escrito el 6 April, 2017 a las 12:14 | Enlace permanente

    ¡Maravilloso este artículo!
    La educación alimenticia de los peques es ESENCIAL para su crecimiento, su desarrollo y la creación de sus hábitos para el futuro. Vamos, para cuidar de su salud en general ;)
    Por eso estas aportaciones son geniales. Muchas gracias.

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá. Los campos obligatorios están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>