Versátiles Habas

A veces me da la sensación de que algunos productos de nuestra huerta o de nuestra cultura nos pasan desapercibidos, es como si estuvieran infravalorados…

Es el caso de las Habas. Son un alimento de la familia de las leguminosas, por eso se pueden consumir como si fuera una verdura cuando están frescas (pelándolas o en su vaina) o se pueden dejar secar y consumir como si fueran una legumbre. Las habas secas tienen unas propiedades un poco diferentes de las frescas… básicamente incrementan la proteína.

Seguramente nos lo pensamos dos veces antes de consumirlas, porqué las relacionamos con digestiones pesadas o con más gases de lo normal. No a todas las personas nos afecta igual, pero es más recomendable consumirlas durante el día que de noche.

La explicación a que sean un alimento que nos puede provocar flatulencias se debe a que son ricas en fibras insolubles, pero en este caso los gases no serían un indicador de que no hemos asimilado bien el alimento. Es importante saber, que como muchas otras hortalizas que consumimos habitualmente tiene componentes que se pueden considerar tóxicos para nuestro organismo. Es el mismo ejemplo que la Patata o el Tomate que pueden contener Solaninas. Si consumiéramos grandes cantidades de estos alimentos podríamos llegar a acumular estos tóxicos en nuestro cuerpo y sería un problema. Pero el consumo de cantidades normales no debería representar un problema.

En zonas como Grecia o Italia, donde el consumo de habas llegó a ser muy importante se desarrolló una alergia tan fuerte a las Habas que muchas personas son alérgicas incluso a su olor y se llego a prohibir su plantación. La explicación a este fenómeno nos lo da la epigenética: La acumulación de sus componentes tóxicos debido al elevado consumo alteraron los genes de las personas que desarrollaron la alergia y transmitieron esta alteración a sus descendientes, por eso hoy en día sigue habiendo muchos casos de alérgicos a las Habas en esas zonas. (en este enlace puedes leer con más detalle más información sobre las Habas y sobre el Favismo)

A pesar de estos pequeños inconvenientes, el resto son todo ventajas! :)

Se le atribuyen un montón de fantásticas propiedades que resumimos en esta ilustración

Habas

A mi me encanta comer Habas con una buena salsa de cebolla y con un plato de Arroz, pero hay infinidad de recetas buenísimas…

Pero en realidad, a pesar de sus fantásticas propiedades y de su buen sabor lo que más me gusta de las Habas es poder disfrutar de una tradición Natural Como La Vida Misma… Pasar un rato por la tarde charlando y pelando Habas! :) Recuerdo como lo hacía con mi Abuela, con mis padres perdimos la costumbre y ahora, casi espontáneamente, mis hijos han recuperado esta práctica por propio interés, es una tarea sencilla, que pueden hacer sin dificultad y que les hace sentirse tan mayores! Una excusa perfecta para compartir en familia!

¿Te ha gustado el artículo?

Recibe más como éste en tu email :)

Publicar un Comentario

Tu email nunca se publicará ni se compartirá. Los campos obligatorios están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>